martes, 23 de agosto de 2011

Escribir como terapia: beneficios para la salud

"Para escribir sólo hay que tener algo que decir"
Camilo José Cela

Escribir no es más que ejercitar la escritura con el fin de redactar algún documento o texto plasmando ideas. Las palabras nos permiten trasmitir pensamientos y emociones, teniendo un poder casi sobrenatural sobre las personas y las sociedades.

El ejercicio literario de la escritura es una experiencia liberadora, un “viaje emocional”, como algunos lo han definido. Escribir nos permite conocernos internamente, ya que primero debemos hurgar en nuestra conciencia, dándole permiso a la imaginación para que juegue con las ideas, sacando de lo más profundo de nuestro ser creencias, emociones y gustos para irlas transformando en una historia amena y atractiva.

Dejamos que las palabras fluyan, ya sea del cerebro o a través de la voz de los personajes que hemos creado, hasta llegar como una corriente eléctrica a los dedos. Se descarga en el papel o en el ordenador en forma de signos alfabéticos que poco a poco van formando las palabras, oraciones y párrafos.

Esa energía placentera brota de nuestro interior de forma espontánea, liberando a nuestra alma hasta dejarla saciada.

Natalie Goldberg, escritora estadounidense que ha explotado a la escritura como una práctica del budismo zen, implementó una terapia llamada Psicoescritura. Con la que motiva al paciente a escribir para liberarse de sus problemas psicológicos y hasta de salud. Ella explica:

Escribir es un arte curativo; las palabras tienen un inmenso poder terapéutico por su capacidad para propiciar reflexiones. La escritura es una herramienta sencilla, económica y poderosa, capaz de mejorar la calidad de vida de todas las personas que la practiquen.

En el proceso de escribir, está el objetivo principal que es expresar emociones, liberar los sentimientos reprimidos durante mucho tiempo por temor a manifestarnos verbalmente; conocernos más a nosotros mismos; sanar y mejorar nuestras relaciones; mirar los problemas desde diferentes perspectivas para vernos con más claridad y encontrar las posibilidades para superarlos.

¿Cómo podemos utilizar la escritura como terapia?

En el blog IMujer. Salud nos dan algunas ideas:

1) Escribe 20 minutos diarios, durante 4 días.

2) Escribe sobre los conflictos o cosas que te producen estrés, o sobre las cosas personales más importantes que tengas, puedes escribir sobre lo mismo las cuatro veces. La idea es expresar tus sentimientos, traumas y frustraciones, sacar de dentro todo lo que te molesta. Puede ser a través de un cuento, novela, biografía o carta.

3) No te preocupes por la gramática y la ortografía. Es algo personal. Puedes compartirlo con alguien, o guardártelo para ti.

4) Si al escribir te sientes mal, detente; puedes retomarlo después. Recuerda que llorar es otra manera de desahogarnos, pues por medio de las lágrimas, fluyen nuestras frustraciones por los problemas que pueden afectar nuestra vida a nivel familiar, laboral y social. Si la escritura te brota las lágrimas, déjalas fluir.

Expertos aseguran que esta terapia de escritura emocional, beneficia de la siguiente manera:

* Es una muy buena terapia para reducir la tensión arterial naturalmente.
* Mejora el sistema inmune.
* Disminuye los síntomas de artritis y el asma.
* Aumenta el número de glóbulos blancos en los pacientes de SIDA.
* Ayuda a dejar de fumar.
* Estimula a la cicatrización de heridas.

En la página antes mencionada relatan:

Como si fuera poco, en junio de 2008, un estudio de Journal of Pain and Symptom Management, reveló que un grupo de pacientes con cáncer que escribieron durante 20 minutos, una vez a la semana, sobre historias de cómo el cáncer los afectaba; se notó una notable mejoría en su salud emocional, y les llenaba de bienestar leer sus historias a los demás.

Como ven, la escritura, además de servir como mecanismo de comunicación, es un tratamiento excelente para liberarnos de nuestros demonios internos, y nos permite mejorar nuestro organismo. Así que, ¿qué esperan para ponerse a escribir?

Cuéntame, ¿de qué manera la escritura ha mejorado tu estado emocional y físico?

Gracias por leerme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada