domingo, 27 de mayo de 2012

Relato: Como arena entre los dedos

Cumpliendo con el ejercicio mensual de ADICTOS A LA ESCRITURA, les traigo mi relato:


COMO ARENA ENTRE LOS DEDOS


En esta oportunidad se trata de "La Doble Imagen", y como compañera me tocó PUKITCHAN, ambas debimos realizar un relato basandonos en una misma fotografía. AQUÍ tienen el de ella, espero les guste el mío...




Se sentó en un mullido sillón con las piernas cruzadas sobre el asiento y apretó la taza entre sus manos para absorber todo el calor del café recién hecho. Los nudillos de los dedos le dolían por el frío y aunque ya no temblaba, le parecía sentir leves espasmos que le sacudían todo el cuerpo.

Después de tomar un sorbo de aquella bebida aromática apoyó la espalda en el mueble sin dejar de mirar las fotografías regadas sobre la mesita de vidrio. Había pasado horas estudiando cada imagen, para hallar recuerdos que la llevaran de nuevo a él. Hacía apenas dos semanas que se despidieron en esa misma habitación, cuando los besos, las caricias, las lágrimas y los juramentos no fueron suficientes para expresar los sentimientos que los embargaban. Prometiendo reencontrarse pronto.

Con una mano se acomodó la gruesa cobija que la rodeaba, hubiera preferido que fueran sus brazos los que le dieran calor, pero él ya no estaba, se le adelantó en la partida. 

Una de las imágenes parecía resaltar entre las demás, aquella tomada hacía algunos años cuando estuvieron viajando por el desierto en busca de aventuras. La arena, ese cúmulo de partículas tan livianas y escurridizas que con trabajo dedicado se podría amoldar, pero al recibir la inclemencia del viento se disgregaba fácilmente volviéndose polvo. Una lágrima cayó rauda por su mejilla hasta hundirse en la espesura del cobertor que la arropaba. Cinco años estuvo a su lado compartiendo risas y emociones, sueños y esperanzas, lamentos y aflicciones, y cuando al fin decidió tomar la iniciativa e intervenir para que sus vidas se unieran en un torbellino de amor y alegrías, un error se lo llevó, diluyendo su existencia como la caprichosa y soberbia arena.

Solo le quedó una caja con viejas fotos, el sabor de sus besos y un dolor punzante en el pecho. Todo lo demás desapareció, llevándose su alma y su corazón, dejándola vacía e invadida por un frío perpetuo que le entumecía los pensamientos. 

Después de un último sorbo de café, apoyó la taza en su regazo y la cabeza en el sillón, y dejó que los restos de vida se le esfumaran como arena entre los dedos, como el indetenible tiempo que nunca paraba su andar. Cerró los húmedos ojos y dejó brotar una última sonrisa. Ahora era dichosa, porque lo había encontrado de nuevo. 

*** Gracias por leerme...

23 comentarios:

  1. Oh uno de mis favoritos sin duda!

    Me ha gustado la sencillez del relato, me podría ver a mi misma con tantas fotografías y recuerdos como el de tu personaje.
    Besos mi linda

    ResponderEliminar
  2. Ufff... Jonaira, qué relato tan difícil, tan crudo. No sé qué haría si alguien tan importante muriera para mí, como tu personaje, pero el final se me hizo muy triste. Muy bien llevado y muy dulce. Me encantó =)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Un relato sencillamente perfecto. me ha encantado. Enhorabuena.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. muy buen relato, sencillo y directo. Llenop de imagenes y detalles que permiten visualizar todo

    me encantó, un placer

    saludito

    ResponderEliminar
  5. Qué lindo JJ!!! Te ha quedado buenísimo!!!

    ResponderEliminar
  6. De una imagen muy compleja, surgen relatos breves y sencillos de expresar; cada vez que te leo Jonaira, ha sido una emoción.
    Eres muy buena en describir los sentimientos que emanan tus personajes, en el caso de tu texto, no ha sido la excepción.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar
  7. Un relato que emociona y conmueve profundamente ese dolor.
    Te felicito

    ResponderEliminar
  8. Ojala fuera tan sencillo...cerrar los ojos y volver a reencontrarnos con esa persona que tanto amamos. No sabemos si es valentía o cobardía continuar, con los recuerdos y las fotos. En el fondo, esos recuerdos y esas fotos son lo que permite continuar hacía nuevas esperanzas y nuevas oportunidades....que siempre las hay.
    Un texto crudo y sin medias vueltas.
    Estrañaba leerte Jonaira!!

    Besote!!

    ResponderEliminar
  9. Tarde, pero aquí estoy, jejeje :3

    Debo decirte que me encantó la forma tan sutil en la que lo fuiste desarrollando, dejando ese ambiente melancólico e ideal para esta historia y la forma en la que lo narras, hace que uno se sienta en ese lugar.

    Tienes razón, ambas trabajamos con las pérdidas. Quizás la culpa de todo la tiene la imagen, porque la arena se escapa de entre sus manos.

    Besitos, me encantó leerte y también poder compartir una imagen para dos puntos de vistas similares y distintos. -3-

    ResponderEliminar
  10. ¡Me gustó el símil entre cómo se desarrollo su relación con la arena, no pude evitar cuando terminar asentir al darme cuenta de que era realmente así. Ha sido un relato triste y corto, pero muy intenso.
    ¡Me ha encantado!

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado tu texto, lo he sentido como la arena de los biómetros de la Muerte de Pratchett: mientras hay arena en la parte de arriba, hay vida, pero a medida que avanza el relato se escurren los granos hacia la parte de abajo y, al final, todo acaba.
    Por curiosidad ¿tenía un regusto a almendras amargas lo que bebía la chica?

    ResponderEliminar
  12. Jonaira: Cierto día una amiga me preguntó, que si hubiera algún desastre en mi casa (un incendio, una inundación, un terremoto), ¿que cosa preferiría salvar? y yo contesté sin dudar: "Mis fotografías".
    Pues sí, para mí las fotos son mi manera de contemplar mi vida retrospectivamente y también de volver a vivirla.
    Eso debe haberle pasado a tu personaje.
    Me pareció una triste y añorante historia: Doña Ku

    ResponderEliminar
  13. A mí ésta me parece una de las imágenes más difíciles, de verdad! Y conseguiste dos cosas: atraparme en el relato de una persona, en sus acciones suaves y pausadas, aletargadas podríamos decir; y la otra atrapar mi corazón y retorcerlo hasta casi llorar con el final.

    Ésta es una historia a la que llamar agridulce, hermosa y triste al mismo tiempo.

    ResponderEliminar
  14. Todo sentimiento Jonaira!
    Preciosa historia, leve pero matizada hasta poder sentarte frente a la protagonista y oír su corazón narrando la historia.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Qué lindo, Jonaira!! Y que triste :-S
    Les tocó una bella imagen, y has sabido reflejarla en todo tu texto.

    Besos!

    ResponderEliminar
  16. La imagen es muy linda, y el relato tuyo la hizo mucho más atrayente, te quedó muy bien redactado por lo que fue fácil de inundarse de lo que deseaste expresar.

    Saludos~

    ResponderEliminar
  17. Un relato bonito, pero también estremecedor a mi opinión, pues el amor la ha llevado a encontrar la muerte o por lo menos esa es la sensación que he tenido. Lo has narrado perfectamente y me has hecho imaginar a esa chica sentada aferrándose a esos recuerdos que le daban fuerzas para continuar con su propósito de encontrase con su amor.Enhorabuena...Besisss

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola! Este relato esta lleno de nostalgia, y amor, me hizo suspirar :)

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola!
    Pues a mi me ha parecido una historia muy emotiva, no he pasado por lo mismo que tu personaje pero a través de tu narración he podido entenderle, muy romántica y triste aquella situación, pero ha sido un gusto leerte.
    Muchas gracias por copartir tan bella historia :)

    ResponderEliminar
  20. Es un relato precioso, bastante emotivo y sentimental.. Me ha agradado mucho leerte.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  21. Muy lindo relato y muy triste también, me ha gustado la manera en que has narrado los sentimientos de la protagonista... me pude sentir identificada, me gustó!

    Nos leemos ^^

    ResponderEliminar
  22. Uf, no sé ni como expresar lo que he sentido leyendo tu relato.
    Me he sentido en ese lugar y he sentido toda la angustia de la protagonista casi me haces llorar.
    Me ha encantado, leerlo ha sido simplemente maravilloso.
    ¡Felicidades y saludos!

    ResponderEliminar