miércoles, 28 de octubre de 2015

Reseña: ERIKA FIORUCCI - CUATRO DÍAS EN LONDRES y TRES DÍAS EN MOSCÚ (Románce contemporáneo)


Título: CUATRO DÍAS EN LONDRES y TRES DÍAS EN MOSCÚ
Autor: ERIKA FIORUCCI
Editorial: Harlequin Ibérica
Formato: Ebook

Sinopsis:
CUATRO DÍAS EN LONDRES:

La vida de la periodista Marianne Cabani está en una encrucijada. Siguiendo un impulso, renuncia a su empleo y se va de viaje intentando poner sus ideas en orden.
Llega a Londres sin tener claro qué va a hacer con el resto de su vida. Quiere ser una persona diferente... y decide irse de un bar con un extraño, que resulta ser Sergei Petrov, “el chico malo del ballet”, el bailarín con más talento desde Baryshnikov.
Gracias a él, conoce al misterioso Vadim, un hombre que no duda en expresar a los cuatro vientos un odio irracional hacia todos los periodistas del planeta y que mantiene una férrea protección en torno a Sergei.
Tratando de ocultarle a Vadim lo que hasta hace unos meses fue su ocupación, Marianne se deja llevar por la atracción que los une y empieza a descubrir que la pasión no es un sustituto del amor, pero puede ser una puerta para dejar entrar sentimientos que prácticamente había olvidado.

TRES DÍAS EN MOSCÚ:

La periodista neoyorquina Marianne Cabani recibe la visita por sorpresa de su amante ruso, Vadim Chekov, magnate petrolero. Vadim, cuerpo de atleta y máquina sexual, ha hecho una escala en Nueva York antes de su viaje a Dubai para darle a Marianne aquello que cualquier mujer en su sano juicio aceptaría sin pensárselo dos veces: un anillo de compromiso incrustado de diamantes, comprado a puertas cerradas en la mejor joyería de la ciudad. Pero la bella Marianne no es una mujer corriente, es desenfadada e independiente y no quiere transformarse en una esposa trofeo. El millonario Vadim está perdidamente enamorado de esa mujer ardiente y descarada, y la acepta con todas sus locuras, inseguridades y divertidos raptos de verborrea. Pero Marianne tiene cada vez más dudas, y está a punto de cometer una locura…

***
Leer a ERIKA FIORUCCI para mí, ha sido una grata experiencia. Sus historias son amenas, divertidas y muy apasionadas, con una trama bien hilvanada capaz de enganchar desde el principio y unos personajes adorables. Sobre todo, el protagonista masculino…

Ambas historias contienen giros interesantes y poseen un contenido muy original. Sus tres personajes centrales son una delicia, un trio dispar, capaz de crear las situaciones más descabelladas.

La primera novela inicia con un encuentro entre Marianne y Sergei. Ella, una periodista algo neurótica y con una vida complicada, que busca con desesperación un escape, y él, un bailarín ucraniano super atractivo y divertido, pero con un serio problema con la bebida. Es tanto su gusto por el alcohol, que cuando logra conquistar a Marianne en un bar y la lleva a su casa para pasar una noche lujuriosa, la resaca le juega una mala pasada, impidiendo que lleguen a algo. Es allí cuando aparece Vadim, el buen amigo, un ruso tan grande e intimidante como un peleador de lucha libre, poseedor de un humor de perros, autoritario, mandón y enemigo número uno de los periodistas. Como siempre, es él quien pone todo a su alcance para ayudar a Sergei a salir de sus aprietos y superar su problema con el alcohol, pero al conocer a Marianne algo pasa, entre ambos, lo que trae consigo una transformación total de sus vidas.


Amé a Vadim, sus conflictos y actitudes fueron lo que más me atrajo de la novela. Él es como esas grandes moles, tipo Hulk, que estremecen a cualquiera con la mirada. Todo un empresario responsable y dedicado, que con tesón ha logrado forjar un imperio, pero poseedor de un corazón más inmenso que su anatomía. Todo algodón de azúcar por dentro. Leal, preocupado, sensible, inseguro, y con un montón más de hermosas cualidades que esconde bajo una coraza dura.

Adoré las maneras en que manejó los conflictos con Marianne, su esfuerzo por conquistarla y por superar las diferencias con ella. Me enfadé cuando él lo hacía, sufrí cada vez que era herido y suspiré con sus intensas escenas eróticas. ¡Todo un personaje!

Sergei me encanto, es un chico problemático pero realmente adorable, al que es imposible amar. Y Marianne, a pesar de sus neurosis y desatinos me hizo reír a carcajadas con sus ocurrencias, y aunque me costó comprenderla, fui capaz de ponerme en sus zapatos, congeniando con ella al final.

La segunda novela es una continuación de la primera. Allí la relación entre Vadim y Marianne parece más estable, ha superado un montón de dificultades y ambos la disfrutan a más no poder. Pero Vadim quiere más, no está conforme con lo que ella puede darle y le propone matrimonio. Ofrecimiento que pone aún más neurótica a Marianne, siempre ha sido una chica independiente, trabajadora y descomplicada, no se ve como la esposa ideal de un millonario, así que se siente insegura. Le pide ayuda a Sergei, quien se ha transformado en su mejor amigo, un chico que ahora ha superado su problema con el alcohol y busca una estabilidad. Para ello él decide aferrarse a lo que más ama, pero eso se ha acercado a su casa a notificarle que su novio le pidió matrimonio. ¿De qué manera lo resolverán?

La segunda historia me encantó, no pude parar de leerla. Fue bastante emotiva, más apasionada que la anterior (¡Oh, definitivamente amo a Vadim!) y hasta más graciosa.

Aunque dicen que las segundas partes no son buenas, en este caso, a mi criterio, sí resultó.

Recomiendo la lectura de ambas novelas, les harán pasar un momento muy entretenido y disfrutarán de una buena trama. No se arrepentirán. Espero la autora algún día me dé más de Vadim y algo de Sergei, mi adorable bailarín debe tener su propia historia.

Gracias por leerme. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada