viernes, 9 de septiembre de 2016

El erotismo en la Novela Romántica EL DESEO DEL DRAGÓN.



“Ella se revolvió sobre las sábanas como una gatita consentida. Se arqueaba pidiendo más, exigencias que él estaba encantado de hacer cumplir. Con ansia Iván recorrió el cuerpo de su mujer para morderlo y degustarlo como si fuera un tallo de caña de azúcar, que desprendía un jugo dulce y adictivo, cuyo culmen encontró entre las piernas femeninas, que se abrieron para él como los pétalos de una flor”.

La novela EL DESEO DEL DRAGÓN está centrada en un tema específico: la vida en pareja. En la primera novela LA MIRADA DEL DRAGÓN, Iván y Elena se conocen, descubrimos los conflictos personales de ambos, sus miedos, ansiedades y aspiraciones, pero en la segunda ya tienen formada una familia grande, a la que deben proteger.

El conflicto principal de esta historia son los que puedan presentarse en un matrimonio común: rutina, problemas económicos, preocupación por los hijos, desamor… con la única diferencia de que ellos no son una pareja común, por tanto, su forma de afrontar dichos inconvenientes es atípica. Aunque no tanto.

Por supuesto hay mucha pasión, ¿cómo no haberla con un hombre como Iván? Todo lo que él lleve a cabo lo hace con mucha entrega, imaginen lo que será amar a la mujer que lo trae de cabeza.


Vio a Elena acostada en la cama, de lado. Le daba la espalda. Dormía en bragas y con una suave camiseta de algodón como pijama. A ella no le gustaba arroparse, y cuando lo hacía, de forma inconsciente se quitaba las sábanas. A Iván le encantaba esa costumbre. De esa manera podía apreciar el cuerpo de su chica en la cama. Adoraba verla, para él su mujer era más perfecta que las divas veinteañeras de Hollywood, a pesar de que sus caderas se habían ensanchado a causa de los tres embarazos y aumentó unos cuantos kilitos que, según ella, fue por culpa de la «depresión post parto».
A él no le interesaban las razones, esa nueva apariencia le resultaba igual de exquisita. Había más carne para morder y amar, haciendo que su adicción por esa mujer creciera.


¿Iván será capaz de dejar dormir a su esposa? Ya sabemos en el post anterior lo inquieto que es, nunca logra quedarse tranquilo, ni cuando duerme. Si deseas saber qué tramará, deberás leer la novela.


—Muñeca —susurró, para llamar su atención, pero ella seguía rígida. No le pondría las cosas fáciles—. Cariño, te amo.
Le acarició el vientre mientras sus labios le besaban el cuello. Introdujo la mano bajo la camiseta y frotó con dulzura su torso hasta alcanzar uno de sus senos. Sonrió al notar que la piel de Elena se erizada. Ella no podía seguir haciéndose la desentendida.

¿Quieres leer más? Busca EL DESEO DEL DRAGÓN en Amazon y disfruta de esta excitante historia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada