Una gran oferta en novela romántica por el Mes del Libro



Una chica utilizó la escritura como medio para drenar sus miedos y frustraciones: “Te vi… y todo rastro de temor, incertidumbre y soledad que venía experimentando desde que llegué al país se extinguió de mi mente para ser suplantado por el anhelo.”

Se enamoró de un desconocido al que solo vio en una ocasión en un tren y fue capaz de enviarle 12 cartas de amor revelándole sus secretos: “¿Cómo no amarte? Si agitaste con furia a mi corazón contrito empujándolo a palpitar con efervescencia.”

Pero toda acción tiene consecuencias. ¿Podrá Amanda enfrentar los resultados de sus acciones?: “Mi crucifixión está cerca. Tu recuerdo es lo único que me ayuda a soportar estas largas horas. No me lo quites, querido Henry, o será mi fin.”


12 CARTAS DE AMOR PARA UN DESCONOCIDO es una novela tierna, intimista y llena de pasión. Una mirada a un pasado no muy lejano donde las tristezas no eran tan diferentes a las de ahora.

Búscala en Amazon. La versión en PAPEL estará en oferta durante todo el mes de Abril, por ser el #MesDelLibro. El ebook podrás leerlo de forma gratuita si estás afiliado a #KindleUnlimited.

ADQUIÉRELA AQUÍ




Te vi… y todo rastro de temor, incertidumbre y soledad que venía experimentando desde que llegué al país se extinguió de mi mente para ser suplantado por el anhelo.

No pude evitar enamorarme de ti. Como lo hacen los artistas de sus obras mudas e inanimadas.
¿Cómo no amarte? Si agitaste con furia a mi corazón contrito empujándolo a palpitar con efervescencia.

Te lo imploro, querido Henry, recibe mis cartas de amor, y luego, húndelas en lo más recóndito del olvido, porque solo me salvaran a mí.

Me han cortado las alas, amado Henry, por eso no puedo volar.

Mi crucifixión está cerca. Tu recuerdo es lo único que me ayuda a soportar estas largas horas. No me lo quites, querido Henry, o será mi fin.

Los latidos en mi pecho se intensificaban cada vez que veía como humedecías la punta de tu pulgar para pasar una página testaruda. Esa imagen momentánea de tu lengua sonrojada, que repasaba la aspereza de la piel de tu dedo, me estremecía.


¿Es posible enamorarse de un desconocido?




2 comentarios: