viernes, 18 de mayo de 2012

Técnica de escritura de la perspectiva múltiple

Es habitual encontrar textos narrados en primera persona o en tercera bajo el enfoque de un solo personaje. Eso nos aporta una visión lineal de la historia, donde podemos conocer el desarrollo de la trama a través de un único punto de vista. En ocasiones el autor nos pasea a través de otros enfoques, pudiera ser del segundo protagonista o del antagonista. Pero, ¿cómo resultaría la historia se la expusieramos a través de varios personajes?

La vida es compleja, lo que pueda apreciar una persona no es lo mismo que lo que pueda captar otra. Si tomamos una noticia de actualidad y se la damos a leer a tres voluntarios y le pedimos a cada uno su opinión, nos darían enfoques diferentes según lo que cada quien pudo entender, o lo que más llamó su atención, de acuerdo a su capacidad de análisis.

Un autor puede valerse de esa complejidad para desarrollar una obra, contando la historia a través de varios puntos de vista. Esta técnica se denomina PERSPECTIVA MÚLTIPLE.

Bien lo dijo una vez el novel Gabriel García Márquez:  

“Los relatos de calidad no pueden basarse en simples esquemas: los buenos/los malos sino que muestran una historia compleja, donde cada uno tiene razones válidas, verdaderos dramas donde cada uno es el lobo del otro, cada uno su cordero”.

El enfoque narrativo múltiple o la perspectiva múltiple se da cuando dos o más personajes se refieren a los mismos hechos, pero desde distintos puntos de vista, interpretándolos de distinta manera. Cada perspectiva puede diferenciarse de las restantes no solo por lo que el narrador sabe, sino por cómo lo dice y por el tono de su voz. Está claro que cada mirada, cada enfoque, aunque sean opuestos o contradictorios, está sostenido por la convicción y la verdad interior del que habla.

Con las diferentes perspectivas se consigue hacer dudar al lector y llevarlo a que él mismo acabe adoptando su propia visión sobre lo narrado. El lector se concentra no en el hecho visto, sino en los distintos modos de verlo. 

Podemos utilizar como ejemplo un ejercicio expuesto en el Blog TALLER DE ESCRITURA LA VIDA ES SUEÑO (de autor anónimo) donde las visiones internas de cuatro personajes de pueblo, van conformando la intriga en función de la personalidad de un actor específico. Cada uno da su versión sobre una protagonista en el banquete preparado para agasajar al nuevo alcalde.

Luba era la encargada de anunciar los entierros, desde su adolescencia. Con indiferencia invitaba a la misa. Decía que rezaba pero pensaba en su propia madre muerta.
El farmaceuta la miró con expresión despectiva: Luba es una persona que me altera. Cuando íbamos a la primaria ya sentía rechazo por ella. Además esa manía de ocuparse de los muertos...Espero que no se siente junto a mí en el banquete.
La vecina se mostró expectante: Con esa cara de mosca muerta, esta Luba encontró la manera de husmear en todas las casas. Por algo lo hará, las mosquitas muertas son las peores. Vamos a ver cómo se muestra en el banquete ella que sabe más que los otros.
El cura, como siempre, condescendiente: A Luba la sentaré a mi lado y espero que el nuevo alcalde no la contamine. Esta chica va para santa. Se lo advertí a su madre que en paz descanse ¡Qué haríamos en el pueblo sin ella!
Y el nuevo alcalde la observaba con curiosidad: Esa mujer tiene aspecto de poetisa, parece que está recitando en voz baja. Hasta su nombre es poético. Seguro que canta feliz por las mañanas. Le pediré que se siente a mi lado.

Aquí no solo conocemos diferentes rasgos del personaje principal Luba, sino que obtenemos un esbozo de la personalidad de cuatro personajes que participarán en la misma historia, otorgándole al lector, en pocas líneas, una visión más completa de la trama que se está desarrollando. 

Un ejemplo diferente lo encontramos en la novela Malena de cinco mundos, de la autora venezolana Ana Teresa Torres, donde se nos presenta un personaje que ha debido experimentar múltiples reencarnaciones y en cada una nos da una perspectiva diferente, según el siglo que le toque vivir, sobre la figura de la mujer a través de la historia. Cada escena o vida, es un relato separado que la autora narra valiéndose de diferentes voces narrativas (en algunas es narradora en otra voz principal) que al final trata de un todo.

Se dan muchos saltos en el tiempo, se conoce a la Malena actual, a la que vivió en la época romana, a la que vivió en el siglo XVI, en siglo XVIII y hasta la Malena del año 2052, cada una desde su perspectiva nos da una imagen de un tema específico. 

Actualmente se le da mucha importancia a la forma en que el autor cuente una historia, la trama pudiera ser la misma que otras ya conocida, o tal vez, muy parecida, pero el buen uso del estilo, la perspectiva y el lenguaje es lo que hará que una obra sea novedosa y original, y atraiga la atención del lector.

Por eso no podemos descartar la posibilidad de experimentar diversos estilos y técnicas que nos ayuden a mejorar nuestros escritos, solo hay que aventurarse.

Gracias por leerme.

11 comentarios:

  1. Me gusta, es una forma de escribir que no se me había ocurrido y la verdad es que le da al lector una idea más concreta de las características del personaje.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Es una forma de escribir más compleja...Leí hace poco diez negritos y me encantó la forma en que la autora tenía cada persona tan estructurado que con solo leer sabías quién narraba o a quién le pertenecían esos pensamientos...

    ResponderEliminar
  3. Yo no me puedo resistir a contar el mismo hecho desde la perspectiva de, al menos, los dos protagonistas. Intento, muchas veces, hablar por voz de más gente, pero eso sí es realmente complicado (como sujetar cada vez más bolas en un juego de malabares). También tiene su miga hacer que no resulte 'pesado' leer dos veces la misma escena -narrada por cada protagonista.

    Muy interesante el post. Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Llevo años con una historia así, de dos bandos grises y narrada desde distintas perspectivas, creo que todavía no manejo las estructuras lo suficiente como para contarla bien, pero todo se andará :) mientras tanto cuento otras con esquemas más sencillos, jejeje.
    Un besote!!!

    ResponderEliminar
  5. Realmente una técnica muy interesante de abordar!!
    Seguramente sea dificil de dominar pero vale el esfuerzo.
    Gracias por compartir esta entrada tan interesante, solo decirte que no pude terminar de leer el ejemplo que pusiste, aunque lo imagino, debido al color rojo.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. ¡Excelente post! Gracias por compartir

    ResponderEliminar
  7. Te recomiendo que leas el cuento de Julio Cortázar "La Señorita Cora" donde el autor maneja magistralmente la técnica de la perspectiva múltiple. Es genial el relato y los distintos puntos de vista ante una misma situación.

    ResponderEliminar
  8. Interesante artículo. Desconocía esta técnica narrativa. Quizá la aplique en un futuro.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola Jonaira! Soy Esther, la creadora del Taller de escritura [La Vida es Sueño], de Barcelona (España). Me ha hecho mucha ilusión leer la referencia a mi Taller en tu Post. Gracias por el link y la mención. Seguimos dando cursos, escribiendo y creciendo juntos. Un saludo y mucho éxito en todos tus proyectos.

    ResponderEliminar