jueves, 12 de noviembre de 2015

Para el escritor: ¿debo esforzarme por construir mi branding personal (marca personal)?



Hace un tiempo llamó mi atención el post del blog Think Big, en la que comentan que: EL NÚMERO DE SEGUIDORES NO ES LO IMPORTANTE, SINO LA CALIDAD DEL INTERCAMBIO QUE SE LOGRE CON ELLOS. Luego me topé con la fascinante publicación del blog de Gabriella Campbell donde se nos pregunta: ¿DEBE EL AUTOR SER UNA MARCA?

Mucho se ha dicho sobre ese tema. Los expertos en marketing literario han dictaminado que un autor, para lograr vender, debe convertirse en un producto y ocuparse de su branding personal (se refiere a transformar tu nombre y tu propia imagen en una maraca como tal en el Internet, para tener presencia y renombre). Sin embargo, a mi criterio, los escritores nos movemos en un mundo más artístico que comercial, ser una marca (visto desde el punto de vista del comercio) nos alejaría de nuestro fin principal.

La entrada de Gabriella es muy clara (y amena) al abordar ese tema. Me encantó la parte en la que expresa:  


“escribir es comunicación, es entrega, y la calidad de lo que transmitimos y cómo lo transmitimos dice mucho de nosotros como seres humanos y como artistas”.

Más que ocuparnos de nuestro branding deberíamos ocuparnos de nuestra escritura, del arte que ofrecemos. Mientras este mejore, sin que hagamos ningún esfuerzo, el branding mejorará.

Quienes se esfuerzan por reforzar su imagen como escritores lo hacen para ganar más y más seguidores, y a su vez, lectores interesados en lo que escribimos. Pero el asunto no está en enfocarnos en el NÚMERO de los seguidores, sino en la CALIDAD del intercambio que logramos con ellos, y de lo que le ofrecemos.

Gabriella en su artículo cita un dicho del mundo de la promoción que me parece acertado:  


“si tienes mil fans fieles, que leen, compran y recomiendan todo lo que produces, ya puedes empezar a plantearte vivir de tu producción”.

El asunto es: ¿obtendremos esos mil fans en una semana, o en un mes? ¿Los haremos fieles con una sola obra?

El trabajo de ATRAER seguidores y lograr que sean FIELES a nuestro trabajo no es un esfuerzo de pocos días, es una labor constante que continúa, incluso, cuando eres un autor consagrado. Porque si la CALIDAD de tu interacción y de tu escritura decae, esos seguidores enseguida buscarán a otro que les ofrezca un mejor producto por el dinero y el tiempo que invierten. ¿No les parece?

Gracias por leerme. 


1 comentario:

  1. Estimada Jonaira, he leido esta entrada de tu blog que me ha gustado mucho. Llegué aquí porque estoy escribiendo algo y quise saber si se podian mezclar voces en un escrito. Tu respuesta fue muy clara y creo que todos los que la hemos leido la agradecemos (el escrito fue en escriberomantica.com donde hay varias escritoras (curiosmente todas son mujeres) con sus puntos de vista. También me llamó la atención que tu y Helena Morán-Hayes sois venezolanas. Yo, español, pero he vivido en Venezuela (Caracas y Valencia) casi 60 años. Mis más sinceras felicitaciones y gracias por tus consejos.

    ResponderEliminar