lunes, 11 de abril de 2016

Novelas románticas para leer: AFRODITA, Isabel Allende




La novela AFRODITA de Isabel Allende, me la recomendaron en el taller de literatura erótica que realizo en mi ciudad. Nunca había tenido la oportunidad de leer a esta autora, a pesar de que CASA DE LOS ESPÍRITUS está entre mis lecturas pendientes.

Ha sido todo un gusto encontrarme con ella, ya que no es una novela de ficción como las que suelo leer, sino que se trata de una obra un poco autobiográfica, donde la autora nos narra anécdotas de su vida mezclada con algunas que le han contado por ahí, aderezadas con conclusiones de una investigación realizada por su cuenta y salpicada por uno que otro cuento propio.


En ese libro Isabel pretende demostrar el poder afrodisiaco que posee la comida. No de un ingrediente en especial, o de una receta única, sino de la comida en general y de todo lo que la rodea: elección del menú según la ocasión, preparación de los alimentos, cocina, la mesa, lavado de los platos, etc.

En ella nos describe anécdotas de viajes, investigaciones, entrevistas, conversaciones, y una que otra ocurrencia divertida que nos arranca suspiro y sonrisas por igual.


Es agradable la manera en que la autora describe cómo el sexo y la comida están íntimamente entrelazados desde épocas remotas, y cómo podemos potenciar ambos elementos: nuestra forma de comer y la de amarnos a través del sexo.

Una historia 100 por ciento recomendable.

Gracias por leerme.




2 comentarios:

  1. Hola
    A mí sinceramente ese libro no me gusto, me pareció que nunca se definió como novela, como libro de cocina, como recetario erotico o como un churro de marihuana. Sin embargo Isabel es una autora que me gusta mucho, así que recomiendo casi todos sus libros a excepción de éste.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Es uno de mis libros favoritos de Isabel, me parece que tiene un poquito de todo y, con la cocina de por medio, que me encanta, lo disfruté mucho. A veces, me ocurre que con ciertos autores que siento cercanos, me gusta leer historias como esta, en las que nos permiten asomarnos un poco a su vida.

    Besos.

    ResponderEliminar