Reflexión de un lector sobre DIME QUE TODO ESTARÁ BIEN, novela juvenil #PremioLiterario2020



El lector Miguel Ángel Gasch en su cuenta de Facebook publicó no una reseña, sino una hermosa reflexión sobre DIME QUE TODO ESTARÁ BIEN, la novela juvenil que subí hace poco a Amazon y participa en el #PremioLiterario2020. Estas fueron sus palabras:

Julie tiene 17 años y debe mudarse a un pequeño pueblo para vivir en casa de su tía, una mujer bastante estricta y a la que parece no hacerle mucha gracia la situación.
Y es una de las peores situaciones en las que te puedes encontrar ante un nuevo comienzo, el no ser bien recibido.
Aún se complican más las cosas cuando tu primer día de instituto acaba en problemas y, además, tú te ves implicado en ellos. No resulta nada esperanzador.
Una novela con varios ingredientes y que se centra, sobretodo, en el acoso escolar.
No puede ser solo fruto del miedo que la gente sea testigo de un hecho atroz y que no solo es que nadie mueva ni un solo dedo para tratar de acabar con el suceso, sino que hay quien hasta se recrea en ello.
¿A qué altura queda la humanidad en estos casos?
Es realmente triste que alguien situado en una posición que le hace sentir superior, opte por hacer el mal pudiendo escoger todo lo contrario; sumar en vez de restar.
Más triste es aún que alguien prefiera estar de su lado, a pesar de todo.
Y todo empieza poco a poco, con miradas reprobatorias, con indirectas, burlas...
La autora también le da consciencia a los errores del pasado, que te persiguen allá donde vayas, con la complicidad que otorgan las redes sociales. Y supone una dura prueba a la que te deberás enfrentar para poder seguir adelante. En momentos así es importante rodearse de los pocos aliados con los que puedas contar, ya que te darán ese plus de fuerza para lograr tu objetivo.
En ese difícil camino también nos damos cuenta de que hay personas que saben mirar más allá y que descubren todo un mundo de enormes posibilidades que no se captan a simple vista. El valor está en el interior de cada uno.
Que en la vida suceden muchas cosas que pasan desapercibidas para la mayoría y ello no significa que no haya quien las sufra en sus propias carnes.
Que para cambiar algo, hay que hacer cosas que lo propicien. De poco sirven las buenas intenciones si no se ponen en práctica a través de acciones que despierten valores adormecidos en una sociedad que no se plantea hacer nada.
Discriminación por razones raciales, de sexo e incluso de ideales.
Almas atormentadas, heridas, que tratan de seguir con sus vidas como pueden, como saben, sin dejar de lado ese sentimiento de querer formar parte de algo, de encontrar esa luz de esperanza que dé color a sus debilitados corazones.
Y ya se te acaba de venir el mundo encima cuando te das cuenta de que tus problemas vienen de más allá de lo que pudieras imaginar y que gente que debería dar ejemplo con su comportamiento, actúa peor que un niño rebelde.
Una historia hecha a base de amor, amistad, confianza, lucha y complicidad. En la que la unión hace la fuerza y en la que el ejemplo dado resulta inspirador para otras personas afines a una forma de sentir.
Porque todos tenemos nuestras historias, algunas dolorosas. La vida no es un camino de rosas y es a través de nuestras experiencias por lo que nos vamos haciendo más y más fuertes.
Cada persona es un mundo y es algo que no debería suponer un motivo para alejar, sino más bien para unir y enriquecer.
Y volviendo al tema central... ¿qué ocurre cuando las cosas no se detienen en su momento? Que llega el horror de las humillaciones públicas y el maltrato físico. La crueldad de algunos seres poco humanos a los que se les da carta blanca por no haber hecho nada al respecto.
Solamente el que lo sufre sabe la auténtica gravedad de los hechos. Desde afuera se minimiza y no se le concede el valor real a tan denigrantes sucesos.
Una vez que la situación se te va de las manos, el daño ya puede resultar incontrolable e irreversible.
Todo está narrado con seriedad, dándole la relevancia necesaria a la crudeza de algo que existe y que provoca dolor por ese mismo motivo.
Una novela llena de sentimientos, algunos tormentosos, otros amorosos. Con un fin muy claro, vivir felizmente y en armonía.
Con un poder mal gestionado, que corrompe a la sociedad, haciendo que todo sea válido para lograr sus objetivos.
Situaciones dramáticas, amistad verdadera y una dura lucha por los derechos elementales y el respeto.
Y lo hermoso que resulta ser fuente de inspiración para otras almas bonitas que son prisioneras de su particular situación para así, todos juntos, gritar en alto ese canto a la libertad.

Cada una de sus palabras me emocionaron muchísimo. DIME QUE TODO ESTARÁ BIEN es un cumulo de mis preocupaciones actuales, una historia triste, pero también, muy romántica y llena de esperanzas. Ese era el mayor mensaje que quería trasmitir con ella: ESPERANZAS. Algo que necesitamos en cantidades industriales en estos tiempos tan caóticos.

Espero le den una oportunidad a esta historia. Recuerden que DIME QUE TODO ESTARÁ BIEN es una novela juvenil que participa en el #PremioLiterario2020 de Amazon y pueden leerla gratis si cuentan con #KindleUnlimited.

Me encantaría conocer sus opiniones sobre ella.





DIME QUE TODO ESTARÁ BIEN disponible en Amazon, en ebook y papel: 


#Gratis para #KindleUnlimited
#NovelaJuvenil #RomanceJuvenil
#PremioLiterario2020





2 comentarios: