Cómo pasé de inspirarme en la Magia de los cuentos a la Magia de la santería.


Recopilar cuentos, anécdotas y diversas historias es toda una afición. Ese trabajo lo hicieron los hermanos Grimm por los años 1800, quizás antes, ya que en 1812 lograron publicar su primer recopilatorio de 200 cuentos y 22 leyendas.

Su intención era rescatar el sentimiento nacionalista alemán perdido tras la Revolución Francesa, agrupando cuentos y leyendas que circulaban entre la población y se mantenían de generación en generación. Cada uno poseía su trasfondo, que iba desde características morales, religiosas y sociales hasta históricas de la sociedad europea.

Muchos de ellos podían remontarse a la época medieval europea cuando el fenómeno de la magia era un elemento cultural de apogeo. Los saberes greco-romano, germanos, celtas y árabes hablaban de prácticas en las que se mezclaba la religión con las ciencias, como en los libros de medicinas con hierbas que se activaban con la ayuda de fórmulas litúrgicas. Luego, a principios de la edad moderna, comenzó a verse la relación de la magia con el demonio, ya que eran habituales las “pócimas mágicas” para curar emociones o realizar “atados amorosos” y hasta crímenes, iniciándose así las persecuciones por brujería, donde las principales sospechosas eran mujeres, como las curanderas, hierberas y parteras.

Por esta razón la mayoría de los cuentos recopilados por los hermanos Grimm trata de brujas, madrastras o hadas, pero todos con un trasfondo social en base a una enseñanza específica, como el hecho de enseñar a los niños un comportamiento más humilde y obediente.

Se puede encontrar magia blanca o positiva, cuyo objetivo es alcanzar una meta a través de un rito valiéndose de pócimas mágicas y hechizos sobre diversos utensilios como espejos, casas, varitas, etc., hecho mayormente por hadas madrinas y brujas buenas. Pero también se haya la magia negra o negativa, que se muestra en los cuentos donde se preparan comidas especiales (envenenadas) y en los que se práctica canibalismo, como Hansel y Gretel, o en los que hace referencia al hecho de comer partes de un animal para obtener el poder de este.



En cuanto al final, el que hizo el mal con el uso de la magia negativa es castigado con fuego, haciendo alusión a la quema de brujas de la antigüedad.

Muchos de esos cuentos formaron parte de mi infancia y me motivaron a idealizar un mundo lleno de magia donde cualquier cosa podía ser posible, pero también despertó mi curiosidad por lo que considero “la magia actual”, que es la utilizada en la santería, aunque esta no tiene nada que ver con las costumbres medievales europeas, sino con las africanas.

La santería que se practica en Venezuela mezcla la creencia en los orichas o los dioses del panteón yoruba, un pueblo al suroeste de Nigeria, con los santos católicos.

La santería yoruba es considerada magia blanca, utilizada solo para la adivinación y consulta con los muertos, la devoción a sus santos y la protección, pero existe también una santería oscura que practica magia negra, y a quien la realiza se le suele llamar Palero o Espiritista. Ellos trabajan con Fuerzas de la Naturaleza y con muertos, siendo capaces de utilizarla para fines de castigo o venganza.

En mi país cada vez es más común toparse con seguidores de ambos bandos en la calle, incluso entre mis vecinos o amigos, es una forma libre de religión que ofrece ciertos beneficios, pero también, grandes exigencias. ¿Cómo no sentir curiosidad por ella?


Fue así como dejé de pensar en magia literaria que leía en mis cuentos para comenzar a documentarme sobre la santería, conociendo algunas de sus potencialidades y amenazas. Investigación que me inspiró a escribir la saga ORÁCULOS hace más de diez años, cuya primera novela, EL SECRETO DE LA BESTIA, ya pueden conseguirla en PreVenta en Amazon.

EL SECRETO DE LA BESTIA es una historia llena de magia, misterios, romance y mucha pasión, que en cierto sentido reúne cuentos y leyendas de la zona donde vivo, imitando un poco lo hicieron los hermanos Grimm en su época, solo que adaptándolas para desarrollar un único argumento.

Espero te animes a seguir esta historia, tan rica en emociones como en anécdotas de mi tierra.





No hay comentarios:

Publicar un comentario