miércoles, 13 de junio de 2012

Tips para escribir una novela de suspenso (Thriller)



Uno de mis géneros favoritos es el Thriller. Adoro las historias llenas de movimiento, acción, intriga, suspenso… esas historias que te enganchan a la lectura sin darte siquiera un respiro. Que te llenan de emociones.

Aquí te dejo algunos tips que he encontrado por le web que podrían ayudarte a escribir tu historia de suspenso.



El argumento:

El mayor reto de este género es el argumento. Las ideas deben estar bien presentadas y todos los elementos (personajes y conflictos) deben estar centrados en la intriga. Uno de sus mayores aliados es el Terror psicológico, donde la meta sea afectar la mente y la emotividad del lector, pero mientras la función primordial del terror es despertar la “alerta”, la del thriller es avivar la “emoción”.

La idea no es solo descubrir el misterio de un crimen ya ocurrido o encontrarle explicación a sucesos extraños, sino frustrar los planes de un enemigo, cuyo clímax se alcanza cuando el héroe vence al villano para salvar su vida o la de otros.

Los personajes:

En el thriller es necesario que los héroes sean muy ingeniosos y estén habituados al peligro, o que acepten su inminente inclusión en él, para que puedan superar los obstáculos impuestos por poderosos villanos equipados con infinidad de recursos que los hace “casi” indestructibles.

Los malos pueden estar representados por un sujeto o grupo de sujetos, por una fuerza física, una entidad sobrenatural, extraterrestres, asesinos seriales, microbios o agentes químicos, o incluso, peligros fruto de la imaginación entremezclada ingeniosamente con la realidad.

La Ambientación:

Suele estar ambientada en lugares exóticos, que colaboren con presentar las acciones extremas, peligrosas o tensas de la trama, valiéndose de la técnica narrativa del Cliffhanger (desambiguación), con escenas que no cierran totalmente, sino que buscan dejar al lector en estado de shock, interesado por continuar sumergido en más entregas de esa historia, o en el resto de los capítulos.

Documéntate:

Ver películas del género y mejor aún, leer libros cuya temática sea similar a la historia que piensas escribir, ayuda a desarrollar ideas, conocer la geografía de un lugar en específico, tipos de conflictos, etc. Si tu novela pretende ser policiaca, deberás empaparte sobre ese oficio, la forma en que trabaja o estructura de mando del cuerpo policial de tu interés, etc. Con ello podrás saber también sobre criminología, métodos del uso del terror psicológico y muchos otros temas que te servirán de base para tu historia.


Finalmente te dejo con las TRECE REGLAS PARA ESCRIBIR UN THRILLER, expuestas por John Verdon, autor de la saga del detective David Gurney (No confíes en Peter Pan, Roca Editorial), y publicadas en el DIARIO DE ESPAÑA:

1. No escribas sobre nada que no te entusiasme.

2. Escribe para un lector concreto, alguien a quien conozcas y respetes.

3. Abre con una imagen que sacuda al lector y lo meta de lleno en la novela.

4. Cada personaje debe necesitar algo desesperadamente, aunque no lo sepa.

5. Conoce a tu villano tan íntimamente como conoces a tu héroe.

6. Dale a cada personaje una voz que el lector pueda reconocer.

7. Debes saber lo que hacen tus personajes cuando no están dentro de tu libro.

8. Describe pronto a tus personajes, antes de que el lector se haga una imagen que luego vas a contradecir.

9. Planta un conflicto en cada escena, incluso cuando sólo hay una persona en la habitación.

10. Deja que tus personajes te arrebaten la historia y te sorprendan con el final.

11. La violencia es como el romero: una gota da para mucho.

12. Lo mismo va para el punto y coma.

13. Cuando creas que tienes el manuscrito final, quítale 10.000 palabras.

Gracias por leerme. 



1 comentario:

  1. Me gustó el artículo!

    Escribir bajo este subgénero debe ser toda una experiencia llena de adrenalina, algún día me gustaría probarlo.
    Y además, tu lo haces muy bien. Quedé enganchadísima con tu prota masculino de LMDD.

    Un beso

    ResponderEliminar